Lo que cabe en una maleta
Desde 2009 la Investigación Española ha sufrido un recorte en su presupuesto de más del 40%. Esta situación coloca a la I+D+I del país en niveles de hace 15 años lo que supone un duro golpe al tejido científico que se había desarrollado durante los años previos a la crisis. Muchos expertos coinciden en [...]

Lo que cabe en una maleta

Desde 2009 la Investigación Española ha sufrido un recorte en su presupuesto de más del 40%. Esta situación coloca a la I+D+I del país en niveles de hace 15 años lo que supone un duro golpe al tejido científico que se había desarrollado durante los años previos a la crisis. Muchos expertos coinciden en señalar -en contra del discurso oficial- que se tardarán décadas en recuperar lo perdido.Más allá de los efectos sobre las líneas de investigación activas en los distintos centros y universidades se encuentra el drama personal de los investigadores. Por un lado, científicos experimentados en vías de consolidar su carrera deben abandonar de nuevo el país. Por otro, jóvenes formados en el sistema universitario español, se van ante la imposibilidad de desarrollar su carrera en un país donde el paro juvenil supera el 50%. El viaje comienza con lo que cabe en una maleta y la posibilidad de retorno es incierta. El potencial humano se pierde poco a poco a través de esta fuga de cerebros mientras el Gobierno lo maquilla con eufemismos como "movilidad exterior" o "impulso aventurero".Este trabajo da voz a una de esas personas que debe continuar su carrera en el extranjero. No se va por voluntad propia sino forzada por unas condiciones que no tienen visos de mejorar.