Público-Privado
El 15 de mayo de 2011 se convocó una manifestación en el centro de Madrid bajo el lema No somos mercancía en manos de políticos y banqueros. Fue apoyada por diversos grupos de activismo político que exigían una salida social a la situación económica y política que se estaba viviendo en el país. La asistencia [...]

Público-Privado

El 15 de mayo de 2011 se convocó una manifestación en el centro de Madrid bajo el lema No somos mercancía en manos de políticos y banqueros. Fue apoyada por diversos grupos de activismo político que exigían una salida social a la situación económica y política que se estaba viviendo en el país. La asistencia desbordó todas las expectativas y un grupo de personas decidió acampar en la Puerta del Sol al terminar la manifestación. La acampada acabó convirtiéndose en una ocupación no-violenta del espacio público y una denuncia de su uso para intereses privados. Durante casi dos meses reunió a miles de personas a diario en debates y asambleas multitudinarios que se convirtieron en un ágora donde debatir sobre democracia, sanidad, educación, economía,….desde el respeto mutuo y el pensamiento crítico. A raíz de la acampada nació el denominado movimiento 15M que a día de hoy constituye una red de personas organizadas en asambleas y grupos de trabajo distribuidos por toda España y que permanece en contacto con otros movimientos surgidos en distintas partes del mundo. Este trabajo retrata algunos momentos de ese proceso y la forma en que el mismo ha cuestionado la participación ciudadana en las democracias occidentales actuales. Durante la acampada y los meses posteriores una parte de la ciudadanía ha retomado el espacio público como una respuesta a la apropiación de “lo público” (sanidad, medioambiente, educación,…) por intereses privados. Si este movimiento ha marcado un cambio real en la sociedad o no es algo que veremos en los próximos años. Por el momento marca un hito en los movimientos sociales de Europa. En este trabajo contrastamos dos formas de ocupación del espacio público buscando una reflexión sobre el fin último de los espacios comunitarios así como su repercusión sobre la forma en que los ciudadanos interactúan entre sí.